lunes, 14 de julio de 2008

¿Torturas? El aplastapulgares

Esta tortura es de las más simples, y los resultados en terminos de dolor infrigido ocn relacion al esfuerzo realizado y el tiempo consumido, son muy satisfactorios...
Todo estaba cuantificado en funcion de las acusaciones: el grosor de cuerdas, el número de eslabones de las cadenas, la longitud de los clavos y tornillos... pero a fin de cuentas consistia en el aplastamiento de uñas, falanges y nudillos de forma lenta y progresiva, pudiendo prolongar el dolor sin llegar a causar daño mortal. Para los cirmines más graves se hacía más lentamente, primero las uñas, luegos las manos y terminando en los nudillos inutilizando las manos.