domingo, 15 de junio de 2008

¿Objetos fuera de lugar? La pierdra de Dashka

Un trozo de piedra de 1,48 metros de altura, 1,06 de ancho y una tonelada de peso, datada en 120 millones de años.

Lo excepcional de este trozo de piedra es que tiene grabado un mapa a escala 1:1 cm/km de los montes Urales.

Esta compuesta por varias capas; su capa más superficial esta compuesta por una lámina de 2 milímetros de porcelana de calcio, que actúa (intencional o inintencionalmente) como una cobertura protectora del desgaste para las capas inferiores. La base del mapa esta realizada en dolomita de 14 cm. de espesor y su capa media, que representa el mapa real, se compone de diópsido, un mineral de dureza 5,5 en la escala de Mohs. Muchos investigadores opinan, según los exámenes radiográficos, que la capa media hubiera sido imposible de tallar sin técnicas similares a las modernas.

Algunos geólogos están de acuerdo en que el mapa representa la zona de Bachkirie, la cual no ha tenido cambios considerables desde hace varios millones de años. La zona geográfica representada fue identificada principalmente por la gran falla de Ufa. Asimismo, el mapa describe la riqueza de la hidrografía de la zona, incluyendo los ríos Sutolka, Belya y Ufimka.

Un par de conchas marinas prehistóricas incrustadas en la piedra aportaron tanto otras pruebas de su antigüedad como algo de confusión. Una de ellas reveló la edad de 50 millones de años, mientras que la otra databa de 120 millones de años. Los científicos no pueden aclararse si las conchas son de la misma época de datación del mapa, o ya eran fósiles cuando este se esculpió

Uno de los hechos más asombrosos para los analistas de la piedra, son inmensos sistemas de artificiales de irrigación, que incluyen dos sistemas de canales (de 500 m de ancho) y 12 embalses de 3 kilómetros de profundidad. En este hipotético sistema artificial, el río Belaya cuenta también como obra de un sistema de ingeniera.

Algunos investigadores opinan que el mapa podría tratarse del fragmento de un mapa mayor, que muestra la totalidad de la cadena montañosa que representa. Algunos incluso piensan que podría ser la punta del iceberg de un mapa de la Tierra a escala.

Otro signo llamativo del hallazgo son las inscripciones que aparecen a un lado de la piedra. Los signos, que fueron confundidos con chino antiguo en un principio, no lograron ser identificados hasta el momento.