jueves, 14 de agosto de 2008

¿Un rio al revés?

El rio Saint John en su desembocadura en la Bahia Fundy fluye hacia la montaña, es decir, en vez de llevar agua al mar el mar lleva agua a la montaña. Esto es provocado por las mareas que sufren en la bahia, siendo estas las más fuertes del mundo, llegando a subir 21 metros.
La explicación es que el período que toma el oleaje para ir de un extremo a otro de la bahía y el tiempo entre dos mareas altas (12,4 horas) es similar. Estos dos fenómenos entran pues en resonancia y amplían la diferencia entre la marea alta y la marea baja. Además, como la bahía se estrecha gradualmente entre su entrada y las estrechas bahías de Chignecto y de Minas, el volumen de agua se ve pues forzado a cambiar de configuración aumentando su altura para compensar la disminución de la anchura.

Como consecuencia de estas mareas el rio va hacia atrás.