martes, 18 de marzo de 2008

¿Pero como pudiste caer en la trampa? (Grandes estafadores 1)

Hay gente que la ambicion por conseguir algo llega hasta extremos insospechados, y cualquier listo llega y le estafa de tal manera, que si lo piensa friamente es para estar riendose sin parar decadas y decir: ¿pero como has podido caer en eso?¿si estaba cantado que te estaban timando?.

Uno de los grandes timadores que merece mis alabanzas por conseguir timar de esa manera y salir "casi" indemne es: Arthur Furguson.

Furguson se dedico a vender grandes monumentos a ingenuos ricos, llego a vender la columna de Nelson (Trafalgar Square) en 1923, a un norteamericano de Iowa por solo 6000 libras, a otros americanos vendio el Big Ben por 1000 libras y una señal de 2000 libras por el palacio de Backingham.
La policia le estaba pisando los talones, y como su mejor clientela eran americanos, emigro a Estados Unidos, en donde llegó a alquilar la Casa Blanca por la friolera de 100.000 dolares al año durante 99 años (entonces corria el año 1925, si ahora 100.000 dolares nos parece mucho, entonces era una verdadera fortuna), habiendo pagado ya el primer año, el "pobre" millonario se presento en la puerta de la Casa Blanca con un camión de la mudanza ante el atonito presidente de turno.
Su último golpe fue en un intento de vender la estatua de la libertad a un australiano (supuestamente querian desacerse de la estatua porque querian ampliar la bahia de New York y les molestaba), el australiano sospecho por la insistencia de Ferguson y se puso en contacto de la policia, los cuales le detuvieron enseguida.
Fue condenado a 5 años de carcel, a pesar de la gran suma estafada, en 1930 salió en libertad, se fue a vivir a Los Angeles donde vivio en tranquilidad a costa de los ingenuos estafados.