lunes, 12 de mayo de 2008

¿Torturas? El aplastacabezas

Destinado a comprimir y reventar los huesos del cráneo. La barbilla de la víctima se colocaba en barra inferior, y el casquete era empujado hacia abajo por el tornillo. Los efectos de este artilugio son, en primer lugar, la ruptura de los alveólos dentarios, después las mandíbulas y por último el cerebro se escurre por la cavidad de los ojos y entre los fragmentos del cráneo.
Antiguamente se utlizaba como pena capital, pero actualente solo se utiliza a modo de tortura para obtener información. Aunque hay una pequeña diferencia, y es que en la barra inferior ponen una especie de almohadilla para que la barra no deje marcas en la victima.