lunes, 26 de mayo de 2008

¿Torturas? Jaulas colgantes

Este tipo de jaulas se utilizaban para exponer al condenado a la vista de todos, para que sirviera de escarmiento moral. Principalmente se dio en algunas ciudades Europeas como Mantua, Münster o Venecia. Hasta el siglo XVIII era habitual encontrarlas adosadas al exterior de edificios municipales, palacios ducales o de justicia.

Este tipo de tortura consistia en meter a la persona desnuda o semidesnuda en la estrecha jaula de metal o madera para dejarla morir allí, de hambre o por las inclemencias del tiempo ya fuese por frio o por las quemaduras del sol. A veces con anterioridad el condenado era previamente torturado o mutilados como escarmiento. Al ser las jaulas estrechas el condenado le era imposible estar comodo e incluso dormir y a eso se le suma que la mayoria de las veces estaban atados a los barrotes.

Otras veces se les introducian animales salvajes como gatos que los verdugos incitaban con hierros candescentes e incluso encendian fogatas debajo de la jaula para quemar al condenado.

Una vez que el condenado moria el cuerpo era pasto de los animales.
En ocasiones el cadaver era cubierto con resina para evitar su descomposición para mantener más tiempo el cuerpo allí a vista de todos a modo de escarmiento, para evitar que el pueblo haga lo mismo que habia hecho el condenado.